La formación turística como herramienta para acceder a una mejor posición profesional, laboral y social

Por-que-invertir-en-formacion-turistica_Innovtur

La formación turística como herramienta para acceder a una mejor posición profesional, laboral y social

¿Por qué invertir en formación y capacitación turística?

Porque el crecimiento del turismo en los últimos años confirma que el sector es en la actualidad uno de los motores más poderosos de crecimiento y desarrollo económico a nivel global.

Según la Organización Mundial de Turismo (OMT) en su informe de 2019, más de 1,461 millones de turistas se movilizaron por el mundo el pasado año. España registró 83,7 millones de llegadas y un 2,8% más de gasto.

La formación y capacitación turística, una inversión con un retorno asegurado.


La formación turística una inversión con retorno...
¿Por qué invertir en formación, capacitación y educación turística?

Porque desde una perspectiva personal que repercute lógicamente en la profesional, la inversión destinada a la mejora de la profesionalización, cualificación y formación de los profesionales al servicio del turista tendrá un retorno asegurado, permitiéndole acceder a una mejor posición profesional, laboral y social.

El turismo es un verdadero pasaporte al desarrollo por su impulso a la modernización de la actividad económica y de las localidades receptoras, así como por el alto volumen de empleo que genera (Rubio Gil, 2003: 273)

Desde la perspectiva del desarrollo turístico sostenible, la formación y capacitación turística constituyen una herramienta que permite al individuo alcanzar un estatus de calidad, de bienestar y satisfacción, ejerce a su vez una acción potenciadora de la profesionalización y de la adaptación de los profesionales a las nuevas exigencias del entorno del mercado turístico, consiguiendo que todas las partes salgan beneficiadas, comunidad anfitriona- turista. Logrando en gran medida el objetivo del turismo sostenible, “satisfacer las necesidades de los visitantes, de la empresa turística, del entorno y de las comunidades anfitrionas… de tal forma que las necesidades económicas, sociales y estéticas puedan ser satisfechas, sin detrimento de la integridad de la cultura, de los procesos ecológicos esenciales, de la diversidad biológica y de los sistemas que preservan el mantenimiento de la vida«

Aunque los indicadores de la actividad turística (llegada de viajeros, número de pernoctaciones, personal empleado, gasto turístico, son positivos y aumenta año tras año, se hace necesario incidir en la necesidad de crear empleo de calidad. ¿Cómo? A través de la formación y capacitación.

Si queremos que España continúe manteniendo su liderazgo en turismo y tener una representación cada vez mayor en su economía, es fundamental que genere un empleo de calidad. Solo así podremos dar a nuestros visitantes la mejor experiencia posible.

Apuesta por el mejor talento

El turismo es un sector en el que la calidad de los servicios depende de todo el personal de la empresa y que a su vez marca la diferencia, las personas son el eslabón más crítico e importante de la cadena de valor.

Para ofrecer la mejor experiencia turística del mundo a nuestros visitantes, es necesario contar con los mejores profesionales, tanto por su formación y cualificación como por su vocación de servicio, que debe ser uno de los valores corporativos esenciales de la empresa turística.

Para acceder a posiciones mejor pagadas, es clave la formación y experiencia. ( Turijobs: 2020)

Según el Reporte Anual de Empleo en hostelería y turismo en España, 2019 elaborado por Turijobs, la formación y experiencia es clave a la hora de acceder a posiciones mejor pagadas, con los perfiles con estudios universitarios cobrando un 30% más que los perfiles sin estudios; de igual modo, el profesional que cuenta con experiencia, aunque sea solo de un año, ya cobra un 14.1% más que el que no tiene experiencia.

Es incuestionable que, para España en términos económicos, es cada día más determinante el papel que juega el turismo para garantizar nuestros niveles de prosperidad.

En este sentido, resulta difícil identificar otro sector en el que las ‘personas’ mantengan un contacto tan directo y jueguen un papel tan esencial para la generación de valor y asegurar la satisfacción del cliente, como es el caso del turismo.

Son las ‘personas’ ese personal de contacto, con vocación de servicio, formado en una cultura del detalle, los que con su ‘talento’ amabilidad y capacidad de servicio hacen posible generar experiencias turísticas irrepetibles, a partir de los diversos recursos naturales, culturales, infraestructuras e inversiones diversas que integran los destinos turísticos.

En conclusión, invertir en ti mismo y en tu formación es una inversión con un retorno asegurado, que ofrece un doble beneficio, lograr la calidad de vida para las personas y la comunidad receptora del turismo .

Sin comentarios

Comentarios cerrados