La protección de datos y las redes sociales

protección de datos en redes sociales

La protección de datos y las redes sociales

¿Qué ocurre con los datos que colocamos en las redes sociales?

Toda la Red de Redes, <<internet>> y del uso de redes sociales está regulado tanto a nivel nacional como internacional. Conocer esta legislación es muy importante a la hora de verificar su cumplimiento y para saber lo que cualquier usuario de Internet debe o no debe hacer en la red.

Para darse de alta en una red social tenemos que facilitar al administrador de dicha red una serie de datos personales. Al darnos de alta, aceptamos las condiciones de contrato y privacidad que las empresas establecen para usar nuestros datos.

En todos los casos se nos pide que leamos esas condiciones, aunque habitualmente no se hace.

Desde la UE proponen una serie de trucos para mantener nuestra privacidad en Internet:

TRUCOS DEL PARLAMENTO EUROPEO
1. Ellos preguntan, tú no contestes. No es necesario dar toda la información que te sugieren las páginas a la hora de darte de alta en sus sistema.
2. ‘Cookies’, mejor cuando se pueden comer. Asegúrate de que sólo permites a las webs que visitas recopilar información tuya en forma de cookies.
3. Contraseñas, no pasaportes. No utilices las mismas siempre y cambia con cierta regularidad tu nombre de usuario. Crea tus claves mezclando números y letras.
4. Regalas para que otros lo vendan. Dedica unos minutos a echar un vistazo a los perfiles de tus amigos en las redes sociales, ¿no te parece que se puede saber mucho sobre ellos? Aplica el sentido común y no compartas todo.
5. Mantén tu información personal bajo llave. Las redes sociales son una mina de oro para los que recopilan información por la web. Adopta la configuración de privacidad máxima.
6. Cierra una puerta antes de abrir la siguiente. Mantenerte logeado en una página cuando la abandonas es como dejar el coche abierto. Cierra sesión antes de continuar navegando.
7. ¿Quién está haciendo autostop en tu línea? Si utilizas una red WiFi, procura tener una buena contraseña (y, si es posible, seguridad WPA) para que nadie pueda acceder a tu sistema.
8. La seguridad es una carretera de dos sentidos. Puedes tener mucho cuidado con lo que haces por la red, pero ¿qué pasa con quienes están viendo tu información? Debes conocer la seguridad que te ofrece la propia página y confiar en sus sistemas de seguridad.
9. Limitar los daños. En la compra online, procura tener poco dinero en la cuenta que utilices, así si alguien se hace con las claves, el daño será menor.
10. La letra grande da y la letra pequeña quita. Asegúrate de lo que estás aceptando en todo momento.

Fuente: http://cedec.ite.educacion.es/

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies