España, el cuarto país más competitivo del mundo en materia de turismo

The Travel and Tourism Competitiveness Report 2013

España, el cuarto país más competitivo del mundo en materia de turismo

España ha subido hasta el cuarto puesto como país más competitivo del mundo en materia de turismo, por detrás de Suiza, Alemania y Austria, gracias a la competitividad de sus precios, la experiencia y la apuesta oficial por el sector.

De acuerdo al informe de competitividad sobre viajes y turismo 2013, elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF), España ha escalado cuatro puestos con respecto al informe de 2011.

Bajo el lema “La reducción de las barreras al crecimiento económico ya la creación de empleo”, el Informe de Competitividad en Viajes y Turismo 2013 evalúa 140 economías en todo el mundo

El informe establece el ránking de turismo y competitividad en función de una amplia serie de variables, como las legislaciones nacionales, la sostenibilidad medioambiental, la seguridad, las infraestructuras, la prioridad política o los recursos culturales.

España destaca por la herencia cultural, un capítulo en el que ocupa la primera posición, gracias a un importante número de sitios declarados patrimonio mundial, y sobresale por su capacidad y preparación para celebrar numerosas ferias y exposiciones, así como la variedad y modernidad de sus instalaciones deportivas.

En cuanto a las infraestructuras turísticas, España se sitúa en la quinta posición, clasificación a la que contribuye su capacidad hotelera, facilidades de alquiler de coches o el gran número de cajeros automáticos que aceptan las tarjetas de crédito Visa. También obtiene una buena puntuación en lo que se refiere a las infraestructuras de transporte aéreo y terrestre, ámbitos en los que ocupa el décimo lugar.

El turismo, solución al desempleo

El informe recalca que el Gobierno de España da una significativa prioridad al turismo, sector por el cual el país hace grandes esfuerzos para atraer a los turistas a través de “sólidas campañas de promoción y comercialización de los destinos”. Ese esfuerzo se está llevando a cabo “incluso cuando el Gobierno está luchando por superar una gran deuda”, declaró Thea Chiesa, directora de turismo y aviación del WEF en declaraciones a Efe.

“La fuerza de España en esta industria es increíblemente importante y es tradicionalmente un gran empleador de los jóvenes y su éxito aquí podría presentar una solución creíble a la crisis de desempleo”, manifestó Chiesa.

El informe del WEF indica que la mejora de España con respecto a 2011 responde a medidas políticas concretas como las que facilitan y abaratan la puesta en marcha de negocios, de acuerdo a los datos del Banco Mundial (BM), y a una bajada de los precios hoteleros.

Chiesa insistió en que “la competitividad de los precios y la experiencia con los clientes sigue siendo un problema para algunos de los vecinos de España, al igual que los impuestos y una menor prioridad por parte de los Gobiernos, cuestiones que también contribuyen a los movimientos en el ránking”.

Gracias a todo este contexto y a las mejoras en el país, España subió cuatro puestos y se sitúa en cuarto lugar, posición enfrentada con la que obtuvo hace dos años cuando bajó dos puestos situándose en octava posición, en comparación con la sexta que ocupaba en 2009.

El top 10 de países más competitivos lo completan Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Canadá, Suecia y Singapur, ordenados según el puesto que ocupan en el ránking del quinto al décimo puesto.

Documento completo: Travel & Tourism Competitiveness Index

 

Fuente:weforum.org

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies